La primera evaluación humanitaria interinstitucional temática identifica 8 buenas prácticas para incorporar la igualdad de género durante las crisis humanitarias

©WFP/Arete/Damilola Onafuwa

La primera evaluación humanitaria interinstitucional temática identifica 8 buenas prácticas para incorporar la igualdad de género durante las crisis humanitarias

Cada vez hay más evidencias que sugieren que las crisis humanitarias afectan de manera desigual a distintos sectores de la población, que requieren a su vez respuestas diferenciadas. Algunos de estos efectos dispares pueden tener su origen en desigualdades de género preexistentes. ¿Cómo pueden los organismos humanitarios incorporar —en mayor medida— la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas y las mujeres en la acción humanitaria? Este artículo ofrece ocho lecciones de una evaluación reciente.

Se ha publicado la primera evaluación humanitaria interinstitucional (IAHE, por sus siglas en inglés) temática sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

Como miembro del Grupo de gestión de la evaluación —formado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH), la Cooperativa de Asistencia y Auxilio a Cualquier Parte del Mundo (CARE, por sus siglas en inglés), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas— el PMA tiene el placer compartir, a través de la comunidad EvalForward, ocho enseñanzas extrapolables de la evaluación. Estas lecciones pueden ayudar a los organismos humanitarios a elaborar respuestas colectivas durante futuras crisis. Son las siguientes:

  1. Reforzar las competencias en materia de igualdad de género en el inicio repentino de la respuesta de emergencia: durante las respuestas humanitarias iniciales de primera línea, los organismos y todos los módulos de acción agrupada deberían proporcionar conocimientos especializados sobre igualdad de género de manera inmediata, a fin de contribuir a los análisis, el diseño de actividades de los proyectos, los planes sectoriales y el desarrollo de la estrategia del plan de respuesta humanitaria.
  1. Aumentar la participación significativa de las mujeres en la toma de decisiones humanitarias: los equipos humanitarios en los países y los coordinadores humanitarios deberían recibir apoyo continuo para reforzar una participación significativa de las mujeres en la adopción de decisiones humanitarias.
  1. Ampliar el acceso de los equipos humanitarios en los países a competencias estratégicas y técnicas sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas: los equipos en los países deberían tener acceso a una capacidad estratégica interinstitucional específica en materia de género, complementada con conocimientos técnicos integrados de los módulos de acción agrupada.
  1. Mejorar la planificación estratégica interinstitucional y el seguimiento de los resultados en materia de género: se debería garantizar la planificación y el seguimiento sistemáticos de los resultados relacionados con el género a nivel mundial y nacional.
     
  2. Fomentar las oportunidades de liderazgo global y capacidad en materia de género: en el caso de esta evaluación, se recomendó que el Comité Permanente entre Organismos (IASC, por sus siglas en inglés) —el foro de coordinación humanitaria más antiguo y de más alto nivel de las Naciones Unidas— integrara el Grupo de Referencia sobre Género en la estructura central del IASC, mejorara el uso de la capacidad externa del IASC en materia de género, e hiciera mayor hincapié en temas relacionados con la igualdad de género en los debates sobre liderazgo.
  1. Mejorar la respuesta de la Administración al informe del marco de rendición de cuentas en materia de género: el IASC debería reforzar también los mecanismos de seguimiento de las recomendaciones de su marco de rendición de cuentas en materia de género.
  1. Potenciar la rendición de cuentas sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas: los pactos anuales de los coordinadores de los socorros de emergencia o los coordinadores humanitarios deberían incluir acciones específicas para el empoderamiento de las mujeres y las niñas, con funciones y responsabilidades claramente definidas para los equipos humanitarios en los países, tal y como establece la política de género del IASC.
  1. Mejorar el seguimiento de los recursos y competencias relacionados con el empoderamiento de las mujeres y las niñas: se deberían estrechar los vínculos entre los mecanismos de seguimiento programático y financiero destinados a mejorar la aplicación y el cumplimiento      —incluida la asignación de recursos para los conocimientos especializados sobre igualdad de género— a fin de integrar mejor la igualdad de género durante las crisis humanitarias.

La evaluación analizó los avances en la puesta en marcha de la agenda del IASC en relación con el empoderamiento de las mujeres y las niñas desde 2017. Incluía un análisis de las respuestas humanitarias en diez países: Bangladesh, Colombia, Iraq, Nigeria, Chad, Myanmar, Palestina, Pakistán, Somalia y Yemen.

Sobre la base de la recopilación y análisis exhaustivos de datos para Bangladesh, Colombia, Iraq y Nigeria, la evaluación produjo cuatro informes de estudios de caso, además del informe de evaluación completo. El resumen, los informes completos y los estudios de caso (Bangladesh, Colombia, Iraq y Nigeria) se pueden encontrar en este enlace.