¿Cómo utilizar la gestión de los conocimientos para intensificar los efectos de la evaluación en el desarrollo de la agricultura en pequeña escala?

Nema Chosso project

¿Cómo utilizar la gestión de los conocimientos para intensificar los efectos de la evaluación en el desarrollo de la agricultura en pequeña escala?

Estimados miembros de EvalForward,

La gestión de los conocimientos y la evaluación son prácticas interrelacionadas. De hecho, se alimentan mutuamente.

Trabajo en el proyecto Nema Chosso (Proyecto Nacional de Fomento de la Gestión de las Tierras Agrícolas y los Recursos Hídricos) en Gambia. Contamos con un equipo de planificación, seguimiento y evaluación, formado por dos especialistas en seguimiento y evaluación (SyE), un oficinista encargado de la entrada de datos, y varios asistentes sobre el terreno repartidos por las regiones o lugares de intervención del proyecto. También tenemos en equipo de gestión de los conocimientos y comunicación, dirigido por un oficial de gestión de los conocimientos y comunicación.

Como coordinador, dirijo los esfuerzos encaminados a documentar y capitalizar los principales éxitos y enseñanzas, utilizarlos para elaborar productos de conocimiento sobre intervenciones en materia de resiliencia climática, y asegurar que se publican en la prensa local y las redes sociales. Adjunto dos productos que hemos desarrollado con la asistencia técnica de la Fundación Rural de África Occidental (FRAO), una ONG internacional con sede en Dakar: 1) Producto de conocimiento y 2) Historias de resultados (en inglés).

Desde que asumí las funciones de coordinador, mi experiencia demuestra que la gestión de los conocimientos y la comunicación son fundamentales para las evaluaciones. Especialmente para comunicar sus resultados, incluida la promoción del apredizaje de enseñanzas para fundamentar la toma de decisiones y la planificación.

Sin embargo, a pesar de la importancia del papel de los oficiales de gestión de los conocimientos y comunicación, creo que, o bien los Términos de Referencia describen sus responsabilidades principales e indicadores de desempeño de una manera demasiado genérica, o bien su capacidad en estos ámbitos de competencia es limitada.

Los temas fundamentales de mi consulta son:

- ¿Cómo están utilizando sus proyectos, programas y organizaciones la gestión de los conocimientos y el SyE, en términos del organigrama y las relaciones de trabajo entre ambos? Dicho de otro modo, ¿cómo se aplican la gestión de los conocimientos y el SyE en su trabajo?

- Agradecería cualquier experiencia sobre problemas relacionados con el desarrollo de la capacidad y formas de abordarlos.

Un cordial saludo,

Paul

Estimado Ravinder Kumar,

Gracias por sus ideas sobre los enfoques que se proponen para utilizar mejor la gestión de los conocimientos en la evaluación y viceversa. Tiene usted razón en que hay desafíos clave para tener éxito con los esfuerzos de armonización propuestos.

Creo que lo fundamental es apreciar el significado y el propósito de la gestión de los conocimientos dentro de una organización o unidad de proyecto/programa, y me gusta mucho la forma en que Davenport y Prusak (1998) lo expresaron: Definen el Conocimiento como "una mezcla fluida de experiencia enmarcada, valores, información contextual y perspicacia experta que proporciona un marco para evaluar e incorporar nuevas experiencias e información". Esta definición presenta claramente una relación inextricable entre la gestión del conocimiento y la evaluación. La finalidad de la gestión de los conocimientos es "...proporcionar un marco para evaluar e incorporar nuevas experiencias e información". Como tal, la gestión de los conocimientos es fundamental para el seguimiento y la evaluación, y lo contrario también es cierto. Como usted ha dicho con razón, los datos de la evaluación pueden ser utilizados por la gestión del conocimiento para procesar el conocimiento para la organización.

En el marco de la financiación incremental de la resiliencia climática de los proyectos Nema Chosso, financiados en el marco de la ventanilla del Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP) del FIDA, tenemos que elaborar productos de conocimientos sobre las mejores prácticas, enfoques y experiencias en la aplicación de iniciativas de adaptación al cambio climático, uno de los cuales ha sido compartido en mi intervención inicial.

¿Cómo desarrollamos dichos productos de conocimiento? Sobre la base de datos cuantitativos sobre las intervenciones (alcance y tamaño del plan), el seguimiento y la evaluación identificaron a los principales asociados en la ejecución, los interesados y los beneficiarios de determinadas intervenciones, como la restauración de manglares, las arboledas y la agrosilvicultura, las estructuras de elaboración de abono orgánico, etc. El objetivo era compartir experiencias, expectativas, éxitos y desafíos clave. Los participantes se agruparon según sus intervenciones (beneficiarios, asociados en la ejecución e interesados en cada actividad) para intercambiar y presentar sus principales conclusiones sobre cada uno de los temas: experiencias, expectativas, principales éxitos y retos y lecciones aprendidas. La siguiente actividad consistió en determinar los principales beneficiarios y lugares de intervención para la reunión de datos cualitativos de seguimiento, que se grabaron en vídeo utilizando un cuestionario preparado. Esta tarea se realizó en colaboración con el oficial de gestión de los conocimientos. Las conclusiones de estos dos ejercicios se compilaron y procesaron luego en narraciones breves con fotos tal como se presentaron. A continuación, la tarea de la gestión de los conocimientos consistió en difundir la publicación entre el público destinatario utilizando los canales de comunicación adecuados, como se habría definido en la estrategia de gestión de los conocimientos y las comunicaciones del proyecto. Les animo a que lean la publicación Producto de Conocimiento compartido ya.

Se trata de un caso en el que la Unidad de Gestión de los Conocimientos y de Seguimiento y Evaluación ha trabajado en estrecha colaboración y ha obtenido un resultado satisfactorio. Creo que es posible si las partes interesadas comprenden y aprecian el significado y el propósito de la gestión del conocimiento y el M&E, desde la perspectiva discutida. Sí, los dos son diferentes en cuanto a sus funciones y aptitudes; sin embargo, sus objetivos finales se complementan entre sí. Los procesos de elaboración de productos de gestión de los conocimientos también requieren aportaciones del sistema de seguimiento y evaluación, como se ha examinado. Para que este cambio se produzca, creo que debe partir del punto de diseño y estar bien articulado en el PIM o POM y la gestión de los conocimientos y la estrategia de evaluación del proyecto para orientar la ejecución. Como siempre ocurre, la voluntad política, que es de suma importancia, es fundamental para asegurar su ejecución sin tropiezos, especialmente mediante el apoyo a las iniciativas de creación de capacidad para garantizar que no sólo la Unidad de gestión de conocimientos y M&E, sino también el resto del proyecto y sus principales interesados, se pongan al día con la nueva dispensación.

Una vez más, gracias por compartir sus ideas. Espero que este comentario adicional ayude a avanzar en el debate.

Paul

Referencia

Davenport, T.H. and Prusak, L., (1998), Working knowledge: How organizations manage what they know. Harvard Business Press.

 

 

 

 

Estimados Paul y Bassirou,

Gracias por plantear cuestiones muy pertinentes. En mi práctica de evaluación, he visto la gestión del conocimiento como algo que no forma parte de la programación o que funciona por separado (o debería decir "a distancia", ¡la frase clave hoy en día!) de la función de S&E, con el gemelo apenas comunicándose entre sí. Espero y deseo éxito a su iniciativa/experiencia de reunirlos en una sola unidad o iniciar alguna forma de convergencia. Como ambos reconocen, la gestión del conocimiento y el S&E tienen diferentes roles y habilidades requeridas. Las sinergias son posibles pero las tensiones son inevitables. La forma en que se gestionen en un proceso de integración determinará el éxito y la eficacia del mismo.  Huelga decir que la clave sería una división coherente de las funciones y unas líneas claras de comunicación entre los diferentes miembros de la "única unidad". Más aún, ya que es probable que las pruebas de seguimiento y evaluación se incorporen a los procesos de gestión de los conocimientos. A veces la gestión de los conocimientos sería selectiva en cuanto a la comunicación de algunas pruebas de seguimiento y evaluación, lo que también puede crear algunos puntos difíciles para los miembros de los equipos de seguimiento y evaluación con mentalidad independiente. A veces la gestión de los conocimientos exigiría "historias de éxito" de los equipos de S&E y de los programas. A la inversa, para un equipo de S&E y de programa, la función de gestión de los conocimientos es crucial para la aceptación y el cambio de comportamiento (generalmente resultados a nivel de los efectos) y, por lo tanto, se esperaría que la gestión de los conocimientos tuviera la capacidad necesaria para transmitir las pruebas mediante infografías y otros instrumentos de fácil utilización, utilizando los medios de comunicación tradicionales, los medios sociales y los nuevos medios para llegar mejor al público destinatario. Además, un equipo de programa y de seguimiento y evaluación esperaría que hubiera coherencia y continuidad en la comunicación para aumentar la capacidad de permanencia de los mensajes y mantener el impulso de la aceptación a nivel de programa. La gestión de los conocimientos puede percibir esta expectativa como algo indebido, por lo que habría que gestionar la tensión consiguiente. Estoy seguro de que son conscientes de todas estas cuestiones y están en vías de lograr una convergencia razonablemente fluida de la gestión de los conocimientos y el seguimiento y la evaluación, lo cual, no obstante, es una propuesta difícil.

Gracias y saludos,

M. Diagne Bassirou,

Gracias por compartir su experiencia sobre la forma en que la gestión de los conocimientos y la supervisión y evaluación funcionan conjuntamente para promover el objetivo último de los proyectos, que es obtener resultados y comunicar esos resultados al mayor número posible de interesados, beneficiarios y público.

Su propuesta de organizar la gestión de los conocimientos y el seguimiento y la evaluación en una sola unidad es admirable. En el marco de mi proyecto, Nema Chosso, las dos funciones están bajo unidades separadas y hemos aprendido algunas lecciones. Las funciones de gestión de los conocimientos y comunicaciones están asignadas a un oficial, lo cual ha probado ser ineficaz ya que las capacidades de gestión de los conocimientos por un lado, y las comunicaciones por el otro, requieren diferentes habilidades. Aunque el oficial es relativamente fuerte en el aprendizaje, no lo es tanto en la capitalización de lo aprendido y tampoco es muy hábil en la comunicación de lecciones y buenas prácticas.

En este caso, el equipo del proyecto tiene que volver al equipo de S&E, con la asistencia técnica de un consultor especialista en S&E, gestión de los conocimientos y comunicaciones para ayudar. Como lección aprendida, se está diseñando el sistema de S&E para un proyecto de seguimiento de Nema Chosso para fusionar las dos unidades en una sola, con disposiciones para contratar a un socio técnico especializado que apoye las comunicaciones.

También quiero apreciar su sugerencia de que el trabajo de gestión de los conocimientos KM & comunicaciones requiere amplias consultas y compromiso con todos los miembros del equipo del proyecto. Quiero añadir que la participación y el compromiso de los principales asociados y beneficiarios también es crucial para obtener los datos cualitativos y la información necesarios para la obtención de resultados basados en pruebas, la planificación y la adopción de decisiones.

Estimado Paul,

Gracias por este intercambio tan apreciado.

Soy Oficial Nacional de Seguimiento y Evaluación y Gestión de los Conocimientos en el Senegal y tal vez mi pequeña experiencia pueda dar algunas respuestas a las dos preguntas. Están surgiendo y desarrollándose nuevos perfiles que combinan estas dos misiones y esto se debe a que existe una relación estrecha y comprobada entre estas dos funciones.

El formato del proyecto GAFSP MMI (Global Agriculture and Food Security Program Missing Middle Initiative) para el que trabajo es un proyecto piloto. Las funciones de S&E y Gestión de los Conocimientos son importantes para el tratamiento de datos, la capitalización y los talleres sobre las lecciones aprendidas. En este proyecto, la gestión de los conocimientos es una labor participativa que incluye a los miembros de la Dependencia de Coordinación: después de la misión de coordinación, nuestro objetivo es decidir, sobre la base del aprendizaje de las lecciones y la capitalización de los conocimientos, si se debe ampliar o no la iniciativa piloto y de qué manera. 

En el caso de programas o planes de mayor envergadura compuestos por muchos componentes del proyecto, es necesario establecer un departamento de seguimiento y evaluación y de gestión de los conocimientos con un equipo compuesto por el jefe del equipo, el oficial de seguimiento y evaluación para la gestión de datos, el oficial de seguimiento y evaluación para la gestión de los conocimientos y un oficial de seguimiento y evaluación para la comunicación de datos. Son posibles más opciones y formatos para la composición del equipo dependiendo del tipo de organización.

Bassirou