Re: ¿Podemos utilizar una teoría del cambio dinámica y basada en evidencias para lograr el “aprendizaje local” durante el diseño de un proyecto?

Estimados todos,

Permítanme cerrar este tema de discusión con algunas reflexiones sobre: ¿Qué hemos aprendido? ¿Qué deberíamos aprender a continuación?

Dos cosas que hemos aprendido son:

1. Los proyectos a gran escala pueden adaptarse a los deseos y capacidades locales. El CGIAR lo hace, para garantizar que los agricultores adopten su investigación agrícola.

2. Una TdC en evolución puede hacerse sin apenas dinero ni conocimientos. (Véase el anexo.) Esto permite a los lugareños ser socios de pleno derecho en un proyecto de desarrollo a nivel de pueblo. 

Tres cosas que hay que aprender a continuación:

1. Los donantes pueden ofrecer contratos que no especifiquen acciones, resultados o indicadores de éxito. (Véase Grandori et al. y Reuer.) Esto eliminaría un importante obstáculo para el aprendizaje local. Las empresas hacen esto cuando contratan la innovación, porque las acciones y los resultados deseados no se conocen cuando se firma el contrato.

2. Las TdC anidadas permiten ampliarlas para ver más detalles, como los mapas de Internet. Las TdC anidadas se refieren a un pueblo, un mercado de productos o un grupo social concreto. Evolucionan rápidamente durante el inicio de un proyecto (cada semana o dos, no cada 6 meses o un año). Aléjese para ver una TdC con menos detalles (los actores son categorías en lugar de grupos con nombre). Esta categória de TdC puede convertirse en una primera aproximación a la TdC de un nuevo proyecto (por ejemplo, la figura 2, página 5 de la evaluación del desarrollo impulsado por la comunidad realizada por el FIDA).

3. Una TdC en evolución se revisa cuando las pruebas refutan fuertemente un paso en la cadena de causa y efecto, o se confirma cuando las pruebas validan fuertemente el paso. Esa prueba evidencial proporciona la responsabilidad que los donantes exigen.

Gracias a todos por sus contribuciones. Por favor, no duden en enviarme un correo electrónico con sus ideas adicionales.

John Hoven

jhoven@gmail.com